FANDOM


Anatoly Volkov, llamado Toly por sus amigos, es un joven estudiante de la Academia Universitaria de Novyylev City y futuro heredero de la fortuna familiar de la familia Volkov. También es amigo de la infancia de Elena y Nicholas.

Apariencia

Sus características físicas lo vuelven a un hombre joven elegante y atractivo, tales como sus rasgos faciales. Lleva el cabello corto y de un color castaño, por lo general acondicionándolo con un poco de gel. Anatoly le dedica mucho tiempo a su físico, siempre diciendo que el físico es lo primero en lo que las personas se fijan, siendo un reflejo de la personalidad. Por eso mismo dedica muchas horas en el gimnasio, logrando desarrollar una musculatura y un cuerpo tonificado del cual siempre que puede intenta presumir.

Su vestimenta varía bastante pero siempre procura estar a la moda y bien vestido. Le agradan mucho las chaquetas por lo que siempre llevará puesta una, además de que suele acompañar con unos pantalones jeans. En su cuello lleva un colgante de recuerdo de su abuelo.

Personalidad

Como todo joven, Anatoly es amante de la diversión, recurriendo constantemente a fiestas que en su mayoría él organiza. Es muy amigable y carismático, por lo que sea donde sea que vaya tendrá un amigo o conocido a quien saludar. Aún así mantiene una amistad inseparable con Elena y Nick, a quienes considera sus pilares de la amistad, siendo muy atento y dedicado con ellos.

Anatoly es alguien que mantiene una autoestima muy alta, llegando a parecer egocéntrico, puesto que le gusta ser el centro de atención. Esto deriva en una personalidad típica de un mujeriego ya que siempre que puede intenta elogiar y conquistar a una mujer.

Desde su juventud Anatoly desarrolló un gran sentido de la justicia, volviéndose un filántropo que dedica parte de su fortuna familiar a causas de caridad, siempre que puede ayudando a quien sea sin prejuicios. Él cree mucho en el karma, teniendo fe en que todo lo que uno da le regresa tarde o temprano. Aun así, con el paso de los años su sentido por la justicia se fue cambiando su ideal poco a poco, demostrando rasgos más hostiles para quienes atentan con la paz, como por ejemplo no aceptando el perdón de los criminales, creyendo firmemente que todos deben pagar por sus actos.